Justin McCabe, de 31 años, vive en California y ha vivido una de las experiencias más duras que te puedas imaginar. Su marido, John Paul, se quitó la