Solo con una Silla Haciendo esto Rebaje toda la Panza y Elimine toda la Grasa de mi Abdomen.

Te alegrará saber que, si en casa cuentas con una silla, tienes un gimnasio para el abdomen 100% efectivo.

Muchas veces pensamos que, a menos que tengamos una rutina de ejercicios de una hora, no hacemos nada. Pero esta idea no podía ser más errónea de lo que ya es. Si dividimos nuestra rutina en 3 o 4 sesiones, conseguiremos los mismos resultados. Además, recuerda que 15 minutos de ejercicio es mejor que nada. En este artículo te mostraremos 5 ejercicios que podrás hacer en tu casa con ayuda de una silla.

Ejercicios para el vientre en casa

Rutina número 1

Esta rutina consiste en sentarte en la punta de la silla con tus pies justo al frente. A continuación, te colocas las manos en las orejas. Ahora, levantas una rodilla y bajas el codo del lado contrario, tratando de júntalos. Por último, retomas la posición inicial. Lo mismo debes hacer para el lado contrario, intercambiando de lado con cada repetición. Al hacerlo, deberás sentir que tus abdominales inferiores están siendo trabajados. Recuerda mantenerte haciendo presión a tus abdominales mientras haces el ejercicio. El total de repeticiones es de 20 veces para cada lado y un descanso de 1 durante las 3 o 4 sesiones que realices.

rutina1

Rutina número 2

Para este ejercicio deberás sentarte en una silla y colocar tus manos en cada lado de la silla. Ahora, debes intentar elevar tu cuerpo haciendo fuerzas con tu vientre y brazos. Una vez en el aire, levanta tus rodillas acercándolas a tu pecho. Recuerda mantenerte haciendo fuerzas con tu abdominales. Permanece en esa posición unos segundos hasta que tu cuerpo resista y vuelve a tomar asiento. Dicho ejercicio lo tienes que realizar por aproximadamente 15 minutos corridos durante el día.

rutina2

Rutina número 3

Toma una silla y siéntate en el borde del frente con tus pies ligeramente abiertos. Ahora, estira los brazos perpendiculares al cuerpo (como las alas de un ave). A continuación, con una de tus manos tocas la punta del pie del lado contrario sin doblar el codo. Es decir, con tu brazo derecho, tocas el pie izquierdo. Haz lo mismo con el brazo contrario, repitiendo 20 veces para cada lado y descansando 1 minuto entre cada sesión (3 o 4).

rutina3

Rutina número 4

Siéntate en una silla con la espalda erguida sin apoyarte del espaldar. A continuación, colocas tus manos a cada lado de tus caderas agarrándote de la silla. También te puedes tomar del reposabrazos de la silla si es que tiene. Ahora, juntas las piernas y las aproximas a tu pecho sin tener que tocarlo. No olvides realizar la fuerza con tus abdominales al llevar tus rodillas al pecho. Repite este proceso 20 veces y descansa 1 minuto en cada sesión (3 o 4).

rutina4

Rutina número 5

Este ejercicio es similar al anterior, la única diferencia es que deberás inclinarte hacia un lado, de modo que todo el peso recaiga sobre uno de tus glúteos. Ahora llevas tus rodillas hacia tu pecho haciendo fuerza con tus abdominales y retomas la posición inicial. Este ejercicio debes repetirlos hasta que sientas que tus abdominales se prenden en fuego. Luego, te inclinas hacia el otro lado y repites el proceso. Al finalizar con cada lado, te tomas un descanso de 1 minutos y realizas la siguiente sesión del ejercicio. Las sesiones deberán ser de 3 a 4.

rutina5

De modo que ya no tenemos excusas para no hacer ejercicios y tener abdominales de acero. Empieza hoy mismo a realizar estos ejercicios y veras resultados positivos al poco tiempo.

Comparte este articulo con todas tus amigas, para que tambien realicen esta rutina.

Fuente: mejorconsalud.com