Me dijeron que congelara sábila y la frotara en mi piel, lo que paso fue como una obra de DIOS. ¡Esto te cambiara la vida!

El aloe vera o sabia es ampliamente conocido en todo el mundo por sus muchas propiedades beneficiosas. De hecho, en la actualidad es recomendada hasta por los propios médicos para tratar diversos males.

Por tal razón, no nos sorprende que casi toda persona conozca la sábila o tenga una en casa. Tanto es así que muchas personas se han atrevido a apodarla “la planta de los primeros auxilios”. La vedad es que no podía haber un apodo más apropiado para esta planta.

Alguno de los usos que le han dado a la sábila o aloe vera ha sido para tratar cortes y quemaduras. También se usa para combatir problemas digestivos y de la dermis. Pero hoy te hablaremos de cómo conservarla mejor para aprovechar todas sus propiedades.

Conservar la planta de sábila

No solo basta con saber que la sábila tiene fabulosas propiedades, también debemos saber conservarla. De lo contrario, la misma perderá todas sus virtudes y no nos será de utilidad. A continuación, te dejamos ciertas sugerencias que te pueden ser de ayuda al respecto.

Para comenzar, debes escoger bien la penca de sábila que cortarás. Las mejores son las que más cerca del suelo se encuentran, pues ya están maduras y cuentan con todas sus propiedades. Corta esta penca lo más cerca de la base que te sea posible.

Ahora, tomarás la hoja y la colocarás en una posición inclinada para que escurra la savia durante 10 o 15 minutos. Después, pondrás la sábila horizontalmente para extraer el cristal. Primero deberás contar el otro extremo y quitarle todas las pullitas de los costados.

Luego, con un cuchillo afilado, quitaremos la cascara exterior con un corte longitudinal. Ahora, separaremos tanto el gel, que es la parte más viscosa, como el cristal de la sábila, que es algo más sólido.

Almacenamiento del aloe vera

Una vez hayas extraído el gel de aloe vera, lo puedes colocar en un envase para preparar cubos de hielo. Luego, lo pondrás en el congelador para tenerlo disponible siempre. Así, en caso de una picadura, raspón, caída, quemadura u otro problema dermatológico, solo tendrás que buscar el gel de sábila congelado y aplicarlo en la zona afectada. De esa forma tratarás el problema de forma práctica y sencilla.

Algunas personas le agregan una gota de vitamina E al gel de sábila junto con una pequeña cantidad de polvo de ácido cítrico. De esa forma, evitan la decoloración y hacen que el gel de aloe vera tenga un mejor efecto y dure mucho más. El ácido cítrico lo puedes sustituir por una gota de extracto de semilla de pomelo o polvo de pastilla de vitamina C aplastada.

Beneficios del aloe vera

  • – El aloe vera posee propiedades antioxidantes y combate el cáncer, especialmente el cáncer de colon.
  • – La sábila reduce la inflación, tanto interna como externa en el cuerpo.
  • – Otra de las ventajas de la sábila es que oxigena la sangre y le da energía a las células. Además, hidrata la piel y regenerar el tejido.
  • – El aloe vera cura problemas internos digestivos tales como el síndrome del intestino irritable, estreñimiento, reflujo ácido, limpia el tracto intestinal, etc.
  • – Reduce el factor de riesgo de accidentes cerebro vasculare y ataques al corazón. Además, aumenta la oxidación de la sangre y mejora la circulación.
  • – Alcaliniza el cuerpo, y lo ayuda a equilibrar los hábitos alimenticios demasiado ácidos.
  • – Incrementa el rendimiento cardiovascular y la resistencia física.
  • – Regula la presión sanguínea y reduce los triglicéridos.

Como podrás observar, la sábila tiene muchos beneficios para la salud. Por eso, debemos aprender a conservarla en buen estado. Poniendo en práctica las sugerencias antes mencionadas podrás lograrlo.

NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES…